fbpx sdfsdfsdfsdfdsf
TEMPLATE USED:
pageid: 5642

Cómo experimentar lo mejor de Chile en una semana

Cuando se trata de visitar Chile, es difícil saber por dónde empezar. Con tantas cosas diferentes por hacer, lugares que visitar, puede ser difícil planificar un viaje que incluya los atractivos más destacados de una región o zona específica, como los valles centrales. Conocer la capital de Santiago, la Cordillera de los Andes, viñedos y bordes costeros frente al mar, resultan muchos destinos para realizar en un viaje corto. Pero hay una manera fácil de experimentar algunas de las mejores actividades y lugares de interés en sólo una semana! Nuestro “Ski Portillo, Santiago y Valparaíso – 7 días” conecta alguno de los destinos más atractivos sin hacerlo un viaje abrumador, en el que conocerán parte importante del valle central de Chile. Así es cómo lo hacemos!

 

Comenzar explorando los barrios históricos y arquitectura modernas de la ciudad de Santiago – fundada en 1541 por el conquistador español Pedro de Valdivia, considerada  una de las ciudades más históricas de América del sur, en los últimos años se ha convertido en un importante centro de innovación y tecnología, arte, gastronomía, cultura, vida nocturna y destino de compras. Para realmente conocer Santiago, se empieza por conocer el centro de la ciudad, donde se encuentra ubicado el Palacio presidencial La Moneda, la Plaza de Armas en la que se puede ver la catedral nacional, ver otros ejemplos clásicos de la arquitectura de Santiago y aprender sobre la historia de la ciudad. Santiago es una gran ciudad para caminar, así que después de pasar tiempo en el centro de esta, visitarán otros barrios como el bohemio Bellavista, famoso por el arte callejero, con gran variedad de cafés y en el que se encuentra la casa de Pablo Neruda; o el barrio Lastarria, con edificios de estilo europeo, galerías de arte y excelente gastronomía. Cada barrio revela algo diferente y característico de la ciudad,  desde el distrito de negocios ubicado en la comuna de Las Condes (también conocido como «Sanhattan») a la vibra artística de Bellavista o Barrio Italia. Luego, disfrutarán de una comida o almuerzo en el mercado Central y La Vega, ambos reconocidos por su riqueza de pescados y mariscos frescos y después tomarán un funicular en el  Cerro San Cristóbal para ver la ciudad desde arriba y obtener una mejor vista de la Cordillera de los Andes. Si quieres ir aún más alto, puedes visitar la Gran Torre, del edificio más alto de América del sur “Costanera Center” y tomar el ascensor hasta el último piso, con la vista quedarás con la boca abierta!

 

Luego el destino será fuera de la ciudad para ir a una cata de vinos en uno de los mejores viñedos orgánicos de Chile central – ahora que conociste la capital de Chile, es tiempo de ver lo que ofrecen los valles centrales. Santiago se encuentra aproximadamente a una hora y media de la costa Pacífico, el camino pasa por el hermoso valle de Casablanca, hogar de algunas de las bodegas más prestigiosas y de alta gama del país. Chile es famoso por sus tintos como Cabernet Sauvignon, quebradizos blancos como el Sauvignon Blancs y mezclas, y la mayoría de los viñedos ofrecen excursiones, que permiten conocer el proceso y degustar sus diferentes variedades de vinos. Una obligada visita es a la viña Emiliana, ubicada en el valle de Casablanca, viñedo orgánico que no utiliza pesticidas, plantas y cosechas por el calendario biodinámico y utiliza animales como gallinas que permiten deshacerse de las plagas y proporcionan el estiércol para utilizarlo como fertilizante. Después de recorrer el viñedo y aprender todo acerca de la manera sustentable y en armonía con la naturaleza con que trabajan, podrán disfrutar de una cata de vinos fabricados en la viña.

 

Pasar un día conociendo la especial ciudad puerto de Valparaíso – entonces, después del tour de vinos y degustación, continuarán el viaje hacia el Océano Pacífico y la ciudad de Valparaíso. Declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO, Valparaíso es conocida  como el San Francisco de América del sur o la joya del Pacífico debido a su vibrante arte callejero, sus pintorescas casas, colinas costeras, escaleras empinadas y fascinante historia como uno de los puertos más importantes de América del sur. A través de un recorrido por las calles en trolebús conocerán el barrio histórico del puerto y otros lugares de interés como el Reloj Turri y Plaza Victoria. Los cerros más populares para visitar son el Cerro Alegre y Cerro Concepción, ya que cuentan con el mejor arte callejero y murales y son el ejemplos en la arquitectura clásica mejor conservada de Valparaíso, con casas cubiertas de planchas de hierro corrugado pintadas de colores brillantes, con impresionantes vistas hacia el océano y los otros cerros de la ciudad. Cuentan con interminables escaleras y callejones en diferentes direcciones en las que se pueden encontrar tiendas, galerías de arte, cafés, restaurantes y mucho más. Entonces, asegúrate de terminar el día con un almuerzo de pescados y mariscos frescos en algún restaurante local.

 

Terminar con unos días de esquí en las montañas de los Andes – ahora que has llegado a conocer los tesoros culturales y gastronómicos de los valles centrales,  es hora de experimentar algo de acción y adrenalina a las afueras de Santiago y  en las montañas de los Andes. Hay varios centros de esquí que se encuentran a una hora de la capital, pero uno de los mejores es el centro Ski Portillo. Ubicado en el borde de un lago y rodeado de imponentes cerros, Portillo es mundialmente conocido por su esquí alpino, con 35 canchas, 14 andariveles, con pistas en que los niveles de dificultad varían desde principiante a avanzado, ski fuera de pista y un montón de otras actividades y servicios que sin lugar a duda los mantendrá  ocupado. Cuando no estén esquiando podrán utilizar el spa, la piscina climatizada exterior,  jacuzzis, saunas, yoga, gimnasio, el centro de entretenimiento, restaurante y más. ¡Incluso pueden intentar el heli-ski! Con opciones para  alquiler esquí y tomar clases, Portillo cuenta con todo lo necesario para pasar unos días disfrutando de nieve de excelente calidad y pasar horas de esquí abajo la cordillera de los Andes.

 

Para explorar Santiago, disfrutar de catas de vinos, visita a la ciudad de  Valparaíso y luego esquiar en los Andes, podrán experimentar lo mejor de Chile central en apenas una semana! ¡Conozca más sobre nuestro Ski Portillo, Santiago y Valparaíso – 7 Días aquí!

Las mejores 6 cosas que se pueden hacer en Valparaíso

Situada sobre colinas costeras y a sólo una hora y media de Santiago, se encuentra ubicada la ciudad de Valparaíso, conocida como el San Francisco de Sudamérica por sus coloridas casas, estilo de vida bohemio, famosa a nivel mundial por el “street art” y empinados caminos y escaleras que suben hasta los diferentes cerros. Debido a su pasado, con un importante puerto en la ciudad, su cultura y arquitectura y reputación como un paraíso del arte callejero, ganó la distinción de ser declarada una ciudad Patrimonio de la humanidad en el 2003 por la UNESCO y a la vez es considerado uno de los mejores lugares para visitar en Chile.Aunque se recomienda quedarse unos días en la ciudad, , con nuestro Full Day “Valparaíso & vinos” es fácil visitar y observar lo mejor de esta joya del Pacífico en sólo un día!

 

1.Dar un paseo en un trole bus – mientras pasean por las calles de la ciudad, podrán observar los cables eléctricos color crema y verdes que permiten su funcionamiento y el interior del coche con asientos de cuero gastado e iluminado con luces cálidas.Se ven como algo sacado de la década de 1950, una reliquia de una época pasada. Son los trole bus famoso patrimonio de la ciudad de Valparaíso considerado el segundo sistema de transporte más antiguo en América del sur. La mayoría de los tranvías fueron elaborados por la empresa Pullman-estándar y gracias a su importancia histórica facilito la declaratoria de ciudad Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.Se pueden subir a bordo en la estación de autobuses Avenida Alemania en el que deberán pagar 270 pesos (unos 50 centavos USD) disfrutando de un paseo por las calles de la ciudad, pasando por monumentos como el Reloj Turri, la Plaza Victoria, Plaza Sotomayor donde se encuentra ubicada la Armada de Chile.

 

2.Caminar para ver en el street art – Valparaíso es la capital del arte callejero en Chile y el cerros Alegre y Concepción son un excelente ejemplo para encontrar este tipo de representaciones artísticas, que cubren las paredes de varios edificios y casas. Pasear por las calles de piedra,  pasar la tarde, verán desde colibríes gigantes, a una escalera pintado con teclas de piano, a ver el famoso mural «no somos hippies, somos happies», hasta un homenaje a Vincent Van Gogh. Artistas provenientes de diferentes partes de Chile y el mundo, vienen a plasmar su arte en los murales de la ciudad, junto a una amplia variedad de estilos con colores brillantes, exuberantes, y en el que siempre hay nuevas piezas para descubrir. También se pueden aventurar a explorar el museo abierto al aire libre en el Cerro Bellavista, justo abajo donde se encuentra ubicada la casa de Pablo Neruda, donde se pueden ver 20 murales creados por artistas de Chile y otros países de América del sur.

 

3.Explorar el Cerro Alegre y Cerro Concepción – estos dos cerros son los más populares para visitar en Valparaíso, ya que son algunos de los mejores ejemplos de la arquitectura que caracteriza a la ciudad. Las casas, se cubren de planchas metálicas corrugadas que está pintadas de diferentes colores brillantes – estas se construyeron en base a un estilo alemán/europeo, legado que dejó la enorme cantidad de inmigrantes provenientes de Europa en la década de 1800. Todas las casas se encuentran intersectadas por pasajes ocultos y escaleras llenas de cafés, galerías de arte, tiendas y arte callejero en la que podrían caminar durante horas y aún así les faltaría tiempo para recorrer todos los callejones. Desde los miradores en el Paseo Gervasoni y Paseo Atkinson, se pueden ver unas vistas impresionantes del mar y los cerros de los alrededores. Si usted está buscando un lugar para experimentar  el arte, la cultura Bohemia, las casas de colores  en Valparaíso – estos son los cerros perfectos para explorar.

 

4.Paseo en los ascensores entre el plan de la ciudad y los cerros – uno de los iconos de Valparaíso son sus ascensores. Los coches, circulan por las colinas a menudo, pintados en llamativos colores que coinciden con el de las casas de la ciudad, o hasta con arte callejero del lugar. Por 100 pesos (16 centavos USD), puedes tomar el corto trayecto que conecta de manera vertical los cerros con el plan de la ciudad, desde donde se pueden apreciar hermosas vistas de los alrededores. Tiempo atrás, la ciudad contaba con 26 ascensores operativos, pero hoy en día, sólo los de los cerros más populares se encuentran en funcionamiento. Dos de los más populares se encuentra el ascensor  “Reina Victoria” y “El Peral”, ubicados en el Cerro Alegre.

 

5.Visitar la casa de Pablo Neruda – «Valparaíso, qué disparate eres, qué loco puerto loco.» Así comienza la Oda de Pablo Neruda a su amada ciudad puerto, donde decidió construir una de sus tres casas. Conocida como La Sebastiana, es una casa de varios pisos que se ubica en el Cerro Florida con vista a la bahía. Los diferentes  pisos cuentan con muchos elementos que Neruda adquirió durante sus viajes, como un caballo de madera procedente de un carrusel en París y un antiguo mapa del mundo. Se puede circular entre piso y piso y aprender sobre las diferentes antigüedades, artefactos y sobre la vida de  Neruda, ver su dormitorio, sala de estar y estudio de escritura, espacios que ofrecen amplias vistas del océano y la ciudad.Cada habitación y cada elemento dentro de estas ofrecen una visión de la vida de uno de los escritores más importantes de Chile, que, además de su poesía, tuvo una impresionante carrera como diplomático.

6.Disfrute de algunos mariscos chilenos en barrio del puerto – con más de 4.300 kilómetros de Costa, los chilenos saben preparar los mariscos. Como importante ciudad puerto, Valparaíso está repleto de restaurantes, muchos que se remonta al apogeo de la ciudad entre los años 1800s y 1900s como el reconocido restaurante “Cizano” – que ofrece frescas preparaciones considerados un clásico de los platos chilenos que se sirven durante todo el año: machas con queso parmesano (almejas con parmesano); Chupe de jaiba (sabroso pastel de cangrejo, hecho con jaiba, queso, crema y pan); Paila marina (guiso de mariscos chilenos); erizos de mar y los peces del día en distintas preparaciones.Pero en cualquier restaurante en el barrio puerto, con la comida y un vaso de vino blanco: usted no se decepcionará.

Foto por Turimos Chile